Miércoles, 30 de Noviembre de 2016 | 9:51 am

La sexy piloto sueca que causa furor por su belleza y sus perfectas posturas de yoga

La sensual mujer de 29 años ha dejado boquiabierto a todos sus seguidores con su imponente figura
Foto: Internet

Una piloto sueca está revolucionando Instagram, donde suma de 60 mil seguidores, gracias a su gran belleza y sus magníficas técnicas de yoga.

Su nombre es Malin Rydqvist, tiene 29 años, y su especialidad es pilotear Boeing 737. Pero cuando la mujer no está trabajando, está dedicándose a su pasión por esta disciplina en todos los lugares que visita.

 

Una foto publicada por Malin Rydqvist (@flymeyoga) el

El amor de Malin por el yoga comenzó en 2008, luego de que sufriera un accidente en snowboard, del cual se cayó y la dejó con un terrible dolor de espalda.

Tal ha sido su dedicación a las esta práctica por parte de la sueca, que su flexibilidad en indiscutible, quedando en evidencia en sus publicaciones en Instagram.

Revisa a continuación algunas de las mejores fotos de la piloto:

 

Una foto publicada por Malin Rydqvist (@flymeyoga) el

 

Una foto publicada por Malin Rydqvist (@flymeyoga) el

 

Una foto publicada por Malin Rydqvist (@flymeyoga) el

 

Una foto publicada por Malin Rydqvist (@flymeyoga) el

 

Una foto publicada por Malin Rydqvist (@flymeyoga) el

Foto: Instagram @flymeyoga



pixel

Noticias Recomendadas

+Noticias ATV.pe

televisión

Pintura Roja nos acompaña para celebrar el aniversario de ATV

televisión

El campeonato de fútbol gay de Iquitos

televisión

Sexóloga conversa sobre las dudas que nadie se atreve a hacer

televisión

La historia del 'Hombre Piercing'

televisión

Los 34 años de Pintura Roja

televisión

¡Las peleas de las mamachas boxeadores!

televisión

Xiomi: de Dalina a budista

televisión

¿Ayudaría usted a esta borrachita indefensa?

televisión

Salvando a drogadictos callejeros

televisión

El problema que padece la niña símbolo de la Selección

mundial rusia 2018

Informe especial: Comerciantes hacen su agosto con álbum del Mundial

beto ortiz

Ricardo Mendoza y Job Mansilla, los cómplices de la risa