Descarga ATV Play

Miércoles 10 de Noviembre 2021

Así era el final alternativo de “El Juego del Calamar” que hubiese cambiado todo

El creador de la exitosa serie se debatía entre dos posibles desenlaces para la producción de Netflix.

Luego de su rotundo éxito, convirtiéndose en la serie más vista de Netflix, no es de extrañar que se haya confirmado una segunda temporada de “El Juego del Calamar”. Su creador y director, Hwang Dong-hyuk, ya había hablado de posibles caminos que podrían tomar en una segunda entrega, centrándola en las autoridades que investigan el concurso y en el misterioso reclutador de negro.

A la espera de saber cómo se desarrollan los nuevos episodios, Dong-hyuk concedió una entrevista a Entertainment Weekly en la que habló sobre el final alternativo que tenía pensado para la primera temporada de la serie. Recordemos que la primera temporada de la ficción coreana finalizó con el protagonista Seong Gi-hun (Lee Jung-jae) optando por no subirse al avión que lo reuniría con su hija. El personaje se dio la vuelta en la pasarela de acceso a la aeronave para quedarse y vengarse del sádico juego de supervivencia que casi le cuesta la vida.

Pues bien, este final pudo haber sido muy diferente. Según Hwang Dong-hyuk, en el desenlace alternativo el protagonista optaba por subirse al avión y reencontrarse con su familia, dejando atrás la tragedia que había vivido. “Estuvimos debatiendo sobre dos escenarios diferentes para el final. Había uno, el final alternativo, en el que Gi-hun se subía al avión y se iba. Y después estaba el otro en el que se daba la vuelta y caminaba hacia la cámara”, relató Hwang.

“Nos preguntábamos constantemente: ¿está bien que Gi-hun tome la decisión de irse a ver a su familia, que persiga su felicidad? ¿Es esa la forma correcta por nuestra parte de proponer la pregunta o el mensaje que queríamos cubrir en la serie?”, explicó. Durante el desarrollo de la serie, el creador optó finalmente por el desenlace más abierto que daba pie a las especulaciones sobre una segunda entrega y que, según él, tenía un significado más profundo.

“Concluimos que la cuestión que queríamos proponer no se podía contestar si se iba en el avión. La pregunta que queríamos responder (¿por qué ha llegado el mundo a ser esto?) solo podía ser resuelta si Gi-hun se daba la vuelta y caminaba hacia la cámara. Así dimos con el final”, sentenció.