Descarga ATV Play

Martes 26 de Febrero 2019

EE.UU. crea buzones para ‘depositar’ bebés no deseados y causa polémica

"¿A qué hemos llegado como humanidad", es una de las críticas que recibió esta propuesta que busca la seguridad del bebé abandonado

La organización Safe Haven Baby Boxes ( cajas de refugio seguro para bebés) ha causado gran polémica en el estado de Indiana, en Estados Unidos, donde se han instalado una especie de buzones inteligentes para los bebés de aquellas madres que están decididas a abandonarlos.

La propuesta busca ofrecer condiciones seguras a los bebés que suelen ser abandonados en las calles o en lugares insospechados e inseguros. Los dichosos buzones son en realidad incubadoras con sensores que miden la temperatura y activan una alarma silenciosa, cuando hay un bebé adentro, que avisa a los servicios de emergencia para que recojan al recién nacido.

Hasta el momento han sido instaladas en hospitales, estaciones de bomberos y de la policía, en los estados de Indiana, Ohio, Pensilvania y Arkansas. Asimismo, las autoridades del país han anunciado sus planes de extensión a otras zonas.

2-159

La iniciativa, ideada por Mónica Kelsey en 2016, exintegrante de los bomberos de Indiana y quien fue abandonada por su madre cuando nació, busca evitar la muerte de criaturas dejadas a la intemperie.

Priscilla Pruitt, portavoz de Safe Haven Baby Boxes, dijo que desde el momento en que comenzaron a funcionar las cajas en Indiana se auxiliaron a unas 2000 madres en crisis y no hubo más niños muertos tras ser abandonados.

Cabe mencionar que en Estados Unidos existe, desde 1999, la llamada ley "Safe Haven" que permite que los niños sean entregados en hospitales, estaciones de bomberos y de policía, sin que las madres sean cuestionadas o se arriesguen a ser penalizadas.

3-124

Sin embargo, muchas de las que se enfrentan a la realidad de tener que abandonar a sus hijos prefieren no dar la cara y ser reconocidas en el momento de la entrega, y decenas de bebés son encontrados todavía en basureros, portales de edificios o en la propia calle, algunas veces sin vida.