Cerrar

Descarga ATV Play

Lunes 11 de Octubre 2021

¿El curioso caso de Benjamin Button? Adolescente sorprende al señalar que tiene 16 pero parece de 50

En tan solo dos años el aspecto físico de la joven ha cambiado radicalmente.

Raizel Calago, una adolescente de 16 años lleva dos años viviendo su peor pesadilla. En poco tiempo pasó de participar en concursos de belleza a sentir vergüenza de salir de casa por su cambiado aspecto.

Y no es sólo físico, la joven explicó a la cadena filipina GMA que también tiene grandes dolores de espalda que no puede explicar. Gracias a un conocido programa del país asiático Raizel descubrió que sufre progeria, un raro trastorno genético degenerativo que acelera el envejecimiento.

Ella y su madre Joela aparecieron recientemente en televisión contando los extraños síntomas que lleva sintiendo desde que hace dos años sufriera un fuerte sarpullido por todo el cuerpo. Aunque siempre había parecido más mayor, tras la erupción cutánea la adolescente comenzó a notar la aparición de arrugas en su cara, cuello, brazos y estómago.

Desde entonces cada vez se ha mostrado más y más avergonzada de salir a la calle. La chica confesó al medio que ha dejado de salir con sus amigos ante las constantes preguntas sobre qué ha podido pasar para que de repente tenga el aspecto de una mujer de 50 años.

“Me preguntan por qué mi aspecto envejeció. No les respondo porque tampoco sé qué pasó”, comentó Raizel: “No culpo a mis padres porque ellos tampoco lo saben”.

“Es doloroso cuando me dicen que mi hija parece mayor que yo”, lamentó su madre: “A veces, me la imagino cuando sea mayor y veo lo hermosa que podría ser”.

Gracias a la ayuda de un endocrino clínico de prestigio finalmente ha podido ser diagnosticada con progeria. “Sólo tenemos unos 200 casos documentados en todo el mundo”, dijo el doctor. “La manifestación más destacada es el arrugamiento o envejecimiento de la piel y el retraso en el crecimiento”.

Ahora sabe que su cuerpo está creciendo de forma acelerada y más que preocuparse por el aspecto tiene que prestar atención a los peligros síntomas que pueden manifestarse: “Uno de los problemas que esperamos es el ataque al corazón, la insuficiencia cardíaca o el aumento del riesgo de accidente cerebrovascular”, añadió el doctor.

También es importante centrarse en los huesos y las articulaciones, que pueden pender densidad ósea rápidamente: “La osteoporosis es muy común”.

La joven Raizel había expresado su deseo de todo volviera a la normalidad un día, pero el endocrino advirtió que no hay cura: “Esto va a ser persistente. Lo único que podemos hacer es tratar tanto los problemas cardiovasculares como los esqueléticos (si los hay)”.

La familia confesó además que los costos de las revisiones médicas superan sus ingresos y han abierto una cuenta bancaria para poder recibir donaciones que ayuden a cuidar de su hija.

Foto: Captura de video.